Eventos
Cursos
Concursos

Alejandra Atarés | Artistas e inseguridades

DESARROLA TUS PROPIAS HERRAMIENTAS PARA ENFRENTAR LAS INSEGURIDADES

¿Cómo es tu proceso creativo? ¿Inspiración?

El primer impulso para ponerme a trabajar es siempre la idea. Después construyo un esquema o “collage” digital en Photoshop que intente ajustarse lo máximo posible a la idea que quiero dar forma.

Para hacer este collage, recurro a la revisión de la gran cantidad de imágenes que tengo archivadas; pueden ser imágenes que he tomado yo misma con el móvil, imágenes de internet, Instagram, Pinterest, recortes de libros, revistas, dibujos... es un verdadero caos, tengo demasiadas. Elijo las fotografías que más encajan y una vez estructurada la imagen, y planteada la composición, la modifico y cambio los colores teniendo un resultado casi convincente.

Imprimo este esquema y lo tengo en el taller siempre como referencia, es mi punto de partida.

La idea ya la tengo más o menos encaminada, pero nunca sé el resultado final. Para mí el proceso de pintar es lo que más disfruto, es el momento en el que me quedo yo sola con mi pintura y experimento con materiales, con distintos lenguajes, trazos... siempre me encuentro con cosas inesperadas. Tengo que estar muy concentrada para saber percibirlas, pararme a tiempo y no perdérmelas por el camino.

Por eso cada vez más trabajo con varios cuadros a la vez, para no obsesionarme con una sola pieza y poder parar, trabajar con otro cuadro, volver a parar, dejar reposar y recuperar más tarde. Es un proceso muy lento que requiere mucha concentración y tiempo. No puedo ir corriendo.

Los temas que trato en mis trabajos son muy variados, pueden partir desde temas muy biográficos y anhelos personales como otros que no lo son tanto. A menudo recupero muchos elementos de la cultura pop y kitsch, así como productos generadores de la cultura de masas, como la estética del videoclip, cine, la fotografía y la publicidad, también es muy común que aparezcan a menudo elementos decorativos, estampados, o la estética estadounidense, pueden ser elementos aparentemente superficiales pero que siempre esconden algo.

Y los materiales que utilizo siempre son aquellos que mejor se adaptan para contar aquello que quiero plasmar, como la utilización de médiums, barnices brillantes, lentejuelas, brillantes, óleo, acrílico, spray, esmalte...

 

Antes en tus cuadros aparecían personajes, mujeres de espaldas. Últimamente, un tema recurrente en tus obras es la naturaleza – los jardines, la
vegetación vibrante, los paisajes exóticos – el mundo natural sin figura humana. ¿Cómo empezó esta serie pictórica?

Mis trabajos siempre parten de una necesidad personal, tengo la suerte de poder trabajar con el tema que decido y quiero en ese momento. Por eso considero que soy honesta conmigo misma y mi pintura, es algo que valoro y me perturba mucho al mismo tiempo. Simplemente sentí la necesidad de querer explorar otros terrenos, otros temas, romper con lo ya conocido. La serie de los retratos de espaldas me llevó de forma natural y casi sin buscarlo a suprimir el personaje y centrarme más en todo lo que envolvía al personaje. Me gusta mucho ponerme a prueba a mi misma y ver que soy capaz, enfrentarme a lo nuevo. Creo que forma parte de la propia trayectoria artística personal.

Ahora me encuentro recuperando el género pictórico del paisaje tan tradicional, explotando sus posibilidades. Yo los llamo “simulacros de la naturaleza” o “paisajes ficticios” que consiste en recrear una imagen completamente manipulada y artificial, recreando una belleza completamente onírica o alejada de la realidad.

Todos los artistas de vez en cuando se enfrentan a la inseguridad. ¿Te pasa a ti también? ¿Experimentas las inseguridades, el miedo al iniciar o durante el
proceso creativo?

Claro que me enfrento a inseguridades, yo creo que todo el mundo experimenta inseguridades. Por muy reconocida que sea tu carrera profesional. Con el tiempo vas desarrollando herramientas para poder protegerte de estas situaciones. La clave está en cómo te enfrentas a ellas o cómo las utilizas. Por un lado están los miedos con los que te puedes encontrar en tu taller a diario. Y algún bloqueo que puede surgir a mitad del cuadro, piensas que te has mentido en un lío donde no hay salida, y te sientes tentado a dejarlo a mitad y no seguir... pero no se ha de caer en esa trampa, debes de intentar no hacer mucho caso de lo que te dice tu mente, sacar fuerza y no entrar en ese juego que te puede dejar paralizado.

En mi caso, continuo la obra aceptando los “errores” que surgen solos. Es una buena enseñanza que puede ser aplicada también en la vida, el no tener un objetivo fijo y marcado e ir solamente a por él. Personalmente me gusta encontrarme con cosas en la pintura imprevistas, que a lo mejor no había encontrado previamente y utilizarlas.
Por otro lado, está el miedo a hacer cambios en tu obra. Para mí alguien que se gana la vida pintando y cambia radicalmente su proyecto es de admirar, esa persona tiene mucha valentía, porque se enfrenta a un terreno desconocido y no sabe qué aceptación habrá por el público ni por las galerías. ¡Pero desde luego hay que hacerlo! En el momento en el que se pueda.

¿Y cómo las gestionas? ¿cómo combates tus inseguridades en el trabajo artístico?

Ya he admitido que siempre ocurren este tipo de situaciones, me voy a encontrar con ellas me guste o no. Por lo tanto las normalizo, e intento no tomármelo muy enserio. Me relajo y pienso que ya se me pasará. Por otra parte, si en algún momento me siento muy insegura con algún cambio que quiero hacer en mi obra, y no lo veo nada claro... entonces apunto la idea y la pospongo, y ya la retomaré cuando sea el momento y sienta que estoy preparada para enfrentarme a eso nuevo. No tengo prisa, para cada cosa hay un momento oportuno.

Has conseguido desarrollar tu propio y reconocible lenguaje visual. ¿Tienes algún consejo para los artistas al comienzo de sus trayectorias artísticas sobre
cómo encontrar tu propio estilo?

El consejo que puedo dar es que con “el estilo” te encuentras, en mi caso no he perseguido eso nunca. Yo creo que eso sucede solo, es el resultado de muchas horas de trabajo y de hacer, sin tener miedo a enfrentarse.

El motor siempre ha de ser la inquietud y las ganas de querer hacer, después encontrar la manera de formalizar en el plano de lo físico el lenguaje que mejor se ajuste a aquello que tú quieres decir. Así te encuentras con tu proyecto y con un lenguaje que puede definirte.

Trabajar – ¿Por las mañanas o por las noches?

Mi jornada de trabajo comienza siempre por las mañanas, me gusta estar en el taller sobre las 9:00 am y quedarme hasta las 6:00 o 7:00 pm. Pero no todo es pintar, tengo que ocuparme de hacer muchas otras cuestiones como; contestar emails, hacer dosieres, embalar cuadros,gestionar envíos, llamadas de teléfono, y todo el “trabajo de campo” como escribir, leer, dibujar… es una locura.

Pero todo esto varía mucho del proyecto que tenga, he llegado a pasar jornadas de hasta 20 horas sin parar en el taller. Ahora estoy intentando no caer en ese tipo de cosas...

¿Un lugar favorito en Barcelona?

Barcelona es fabulosa siempre. Me gusta moverme en casi todo tipo de ambientes, disfruto tanto las noches más canallas Barcelonesas que pueden acabar en aventuras inesperadas... como todo lo contrario, barrios más tranquilos con buenos restaurantes para disfrutar con la gente que más quiero.

¿Proyectos futuros? ¿Puedes contarnos en qué estás trabajando ahora?

Ahora mismo estoy en un momento de plena investigación en el taller, la cual estoy disfrutando muchísimo.

De momento, no suelto la idea del jardín, siento que aún hay mucho que explorar y descubrir aquí. Estoy creando escenas con los elementos vinculados a la naturaleza como las flores y las plantas, e incorporando otros motivos, elementos ornamentales, objetos cotidianos, estampados, jugar con el propio espacio, etc. Esto que me da pie a hablar de temas que me interesan mucho y me están llevando a nuevos campos de experimentación... y también me da la posibilidad de investigar con distintos materiales plásticos, esmalte, sprays, acrílicos flúor, colores muy saturados...

Estoy muy expectante a ver a dónde me lleva este camino y a ver cómo termina. Ahora mismo siento que todo podría ser posible.


Alejandra Atarés
Junio 2020

Alejandra Atarés (Zaragoza, 1987) estudió Bellas Artes en la Universitat de Barcelona y completó su formación en la University of West England de Bristol y en el Massachussets College of Art and Design de Boston. Establecida actualmente en Barcelona, Atarés ha centrado su producción artística en la pintura, con la que ha consolidado su carrera; en su haber tiene diversos solo shows en varias galerías de arte y ha participado en ferias tanto en España, Europa y Estados Unidos.

@alejandraatares
www.alejandraatares.com

Comentarios en Alejandra Atarés | Artistas e inseguridades

Deja un comentario sobre Alejandra Atarés | Artistas e inseguridades

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información Acepto